Suspiros y su significado: Desregulación Respiratoria

Bandera inglesa con enlace a página sobre suspiros

Definición de los suspiros (Como se define un suspiro)

Hombre suspira

El suspiro se define como una inhalación involuntaria (inspiración) que es 1.5 o 2 veces mayor que el volumen pulmonar común. Algunos estudios sugieren que un suspiro debe ser definido como un incremento de 1.5 veces en el volumen pulmonar personal (Leiner & Abramowitz, 1958). Algunos otros autores sugieren otra definición de suspiro: debe ser al menos el doble de profundo que la inhalación promedio de la persona (Wilhelm et al, 2001; Caughey et al, 1943).

Mecánicas Respiratorias del suspiro

El suspiro ocurre comúnmente utilizando la parte superior del pecho, los músculos dorsales, o esternón superior (Lum, 1975; Gallavardin, 1925; Leiner & Abramowitz, 1958) y es un símbolo de respiración superficial o torácica (Katagiri et al, 1998; Lum, 1975; Lum, 1981; Gallavardin, 1925; Leiner & Abramowitz, 1958).

Suspiros durante el sueño

El suspiro se puede presentar durante el sueño en adultos comunes (Perez-Padilla et al, 1983) y niños (Gerard et al, 2002). Este estudio sobre los suspiros durante el sueño en adultos (Perez-Padilla et al, 1983) descubrió que todos los 12 adultos comunes sufrían de suspiros durante su sueño nocturno, a partir de 1 a 25 suspiros por noche.

Suspirar significa inhalar mucho y O2 cerebral reducido

Oxígeno en el cerebro Luego de analizar cientos de suspiros en más de 80 personas, la mayoría con problemas respiratorios * (ver la nota debajo), Leiner & Abramowitz (1958) descubrieron que en más del 80% de las personas el volumen de aire para un sólo suspiro era mayor a 1.300 ml y en algunas personas hasta 2.5-3 litros, con un promedio de 1.700 ml por suspiro para este grupo. Estos autores también descubrieron que, para la mayoría de los sujetos (más del 82%), la cantidad de aire para un suspiro estaba en el rango de 40% a 60% de su capacidad vital (la diferencia entre la inhalación máxima y la exhalación máxima).

Esto produce un efecto similar en el contenido de O2 celular como una hiperventilación ligera.

La capacidad vital común en una persona normal es 4.500 ml lo cual indica que este grupo de sujetos tenia una capacidad vital reducida (debido a la presencia de problemas respiratorios). De tal manera, este estudio sugiere que el volumen de un suspiro promedio en adultos comunes (sin patologías pulmonares) está sobre 2.000 ml. El volumen pulmonar común es 500 ml. Esto sugiere que el suspiro de un adulto típico es 4 veces mayor, mucho más, que el volumen pulmonar normal.
YouTube video (in English): Dr. Artour Rakhimov about sighing a lot.

Significado del suspiro: problemas de salud

Mujer suspira El suspirar se considera generalmente como un síntoma de respiración desregulada o anormal ya que la respiración normal en personas saludables es regular o periódica (ej., sin suspiros). Los suspiros frecuentes o excesivos se consideran un signo de desorden de pánico (Abelson et al, 2001; Schwartz et al, 1996; Wilhelm et al, 2001a; Wilhelm et al, 2001b), estados de ansiedad (Lum, 1981), dolores de espalda baja (Chaitow, 2004), molestias nerviosas(Rechnitzer et al, 1929), disnea (Magarian et al, 1983), astenia neuro-circulatoria (enfermedad cardiovascular) e inestabilidad nerviosa en mujeres jóvenes (White & Hahn, 1929), y neurosis respiratoria (Christie, 1935). Algunos estudios apuntan que personas con depresión generalmente sufren de suspiros excesivos. En comparación con sujetos normales y saludables, los suspiros son más comunes en pacientes con artritis reumatoide que tienen depresión (Robbins et al, 2011). De tal manera, en la mayoría de los casos, los suspiros frecuentes o excesivos indican un estado de estrés.

Sin embargo, algunos suspiros excesivos y/o bostezos pueden ocurrir debido a un reinicio del centro respiratorio (ej., luego de que se digiere una comida, luego o incluso durante el ejercicio físico, etc.). En tales casos, uno debe aguantar la respiración luego de una exhalación normal (realizar una prueba de oxígeno corporal) y realizar ejercicios de respiración reducida de Buteyko con falta de aire durante 1-2 minutos para parar los suspiros e incrementar la oxigenación cerebral.

Causas respiratorias de los suspiros frecuentes

Doctores y Médicos Aunque se han sugerido muchas causas para el suspirar, la mayor parte de la evidencia apunta al vínculo entre los suspiros y los síntomas típicos de la hiperventilación (Aljadeff et al, 1993; Brashear, 1983; Okel BB & Hurst, 1961; Saltzman et al, 1963). Muchos otros investigadores consideran los suspiros como un síntoma clásico – o forma – de hiperventilación (Bass & Gardner, 1985; Berczeller, 1993; Brashear, 1983; Fraser & Pare, 1979; Gliebe PA & Auerback, 1944; Howell, 1990; Ker, 1937; Lum, 1975; Lum, 1981; Magarian et al, 1983; Rice et al, 1950).
Hombre con estrés visita una especialista Blashear (1983) en su artículo sobre pulmones titulado “Síndrome de Hiperventilacióm” sugirió que los fisiólogos deberían tomar en cuenta los suspiros ocasionales como una sutil pista de la presencia de síndrome de hiperventilación. De tal manera, décadas de investigaciones iniciales sugieren que la hiperventilación es la causa de los suspiros.

Algunos investigadores revelaron que la frecuencia de los suspiros era mayor durante condición de alivio comparada a otras condiciones de estrés (Vlemincx et al, 2009), mientras que estudios posteriores, descubrieron que los suspiros podían ser iniciados por cargas mentales y la recuperación de tareas de atención (Vlemincx et al, 2011). Los suspiros pueden ser expresión de una actividad, intención, o deseo que pueden ser descartados (Teigen, et al, 2008).

Cuando los bebés no son envueltos, tienen una mayor frecuencia de suspiros durante el sueño (Gerard et al, 2002). Esto se debe probablemente al hecho de que la envoltura restringe la ventilación, previene la respiración superficial, incrementa las concentraciones de CO2 arterial y O2 celular, y hace que la respiración sea regulada

Se cree que en ocasiones los suspiros pueden ser causados por espasmos del diafragma
Importancia del diafragma durante la respiración.(Gallavardin, 1925; Katagiri et al, 1998; Leiner & Abramowitz, 1958). De hecho, la respiración superficial significa un funcionamiento pobre de las funciones del diafragma con insuficiente estimulación del tejido pulmonar y los receptores estrechos ubicados en las partes inferiores de los pulmones. De tal forma, los suspiros pueden proporcionar un alivio o solución a este problema. Sin embargo, estos problemas son efectos naturales de la hiperventilación.

La hiperventilación conlleva a hipocapnia alveolar, y oxigenación reducida del diafragma. Aun más, la hipocapnia arterial (deficiencia de CO2 en la sangre arterial) conlleva a espasmos en todos los músculos del cuerpo humano, incluyendo el diafragma.
Respiración en enfermosDe tal forma, las varias causas de la hiperventilación, tales como dormir boca abajo, respiración bucal, estrés, ansiedad, comer de más, calentamiento y mala postura, pueden intensificar el suspiro. Tiene sentido que los suspiros sean acompañados comúnmente de otros síntomas de la hiperventilación, tales como disnea (falta de aire), falta total de aire (respiración pesada y profunda), bostezos, y tos. Estas observaciones también apoyan la idea del factor clave de la patología de la sobrerespiración. Y así, los suspiros excesivos o frecuentes significan que una persona está hiperventilando.

Como la gran mayoría de las personas modernas hiperventilan y respiran superficialmente, la mayoría de los estudios modernos no pueden encontrar la raíz de las causas de los suspiros, a menos que sus sujetos normalicen su patrón de respiración automático.

Efectos del suspiro ocasional

Dióxido de carbono Incluso varios respiros profundos y rapidos no pueden mejorar la oxigenación de la sangre arterial (la cual es igual a 98-99% para los respiros diminutos). El efecto principal del suspiro frecuente o excesivo es la hipocapnia (falta de CO2) en los pulmones, sangre arterial y células corporales. Muchos autores sugieren que la tensión de CO2 arterial reducida se puede mantener con poco esfuerzo con tan sólo un suspiro super-impuesto en el patrón normal de respiración (Brashear, 1983; Okel BB & Hurst, 1961; Saltzman et al, 1963). De tal manera, incluso los suspiros ocasionales pueden significar hiperventilación crónica y un nivel reducido de oxígeno en las células, mientras que los suspiros frecuentes o excesivos producen efectos devastadores en los gases principales (CO2 y O2) en el cerebro, corazón y otros órganos vitales.

Muchas personas con disnea (dificultad para respirar) testifican que los suspiros conllevan cierto alivio en sus músculos respiratorios. Este alivio se puede relacionar a los efectos mecánicos de los suspiros en el diafragma y otros músculos respiratorios. Varios estudios han descubierto que los suspiros artificiales durante la ventilación mecánica de varios pacientes pulmonares tienen efectos positivos en la oxigenación de su sangre arterial e impedancia viscoelástica disminuida.

Tratamiento para los suspiros: incrementar el O2 corporal

Grupos de médicosPuede descubrir qué criterios ayuda a deshacerse de los problemas con suspirar para siempre. He probado esto en cientos de mis estudiantes. Estos detalles se proporcionan como su contenido extra a continuación.

* Los principales problemas de salud en este estudio de los suspiros (Leiner & Abramowitz, 1958) fueron tuberculosis, tuberculosis pleurísea, enfisema, carcinoma bronquiogénica, sarcoidosis, hemoptisis, asma, bronquiectasia, enfermedades cardíacas arteriocleróticas, enfermedades cardíacas reumáticas, y cor pulmonale.

Para leer el artículo original en Inglés, por favor, haz clic aquí.

Referencias (Bibliografía)

Abelson JL, Weg JG, Nesse RM, Curtis GC, Persistent respiratory irregularity in patients with panic disorder, Biol Psychiatry, 2001 Apr 1; 49(7): 588-95.

Aljadeff G, Molho M, Katz I, Benzaray S, Yemini Z, Shiner RJ, Pattern of lung volumes in patients with sighing breathing, Thorax. 1993 Aug; 48(8): 809-11.

Bass C, Gardner WN. Respiratory and psychiatric abnormalities in chronic symptomatic hyperventilation. BMJ 1985; 290: 1387-90.

Berczeller PH, Hyperventilation and sighing, Hosp Pract (Off Ed). 1993 Jul 15; 28(7): 37-41.

Brashear RE, Hyperventilation syndrome, Lung 1983, 161: 1, 257-273.

Caughey JL, Jr, Analysis of Breathing Patterns, 1943, Am. Rev. Tuberc., 48: 382.

Chaitow L, Breathing pattern disorders (BPD), motor control, and low back pain, J of Osteop Med, 2004, 7(1): 34-41.

Christie RV, Some types of respiration in the neuroses, Q J Med, 1935, 4: 427-432.

Fraser RG, Pare JAPP, Diagnosis of diseases of the chest, 2nd ed., vol. 3. Philadelphia: Saunders, 1979: 1944-5.

Gallavardin: Les Angines de Poitrine, Paris, 1925, p. 100, quoted by Baker M, Sighing Respiration as Symptom, Lancet, 1934, 1: 174.

Gerard CM, Harris KA, Thach BT, Spontaneous arousals in supine infants while swaddled and unswaddled during rapid eye movement and quiet sleep, Pediatrics, 2002 Dec; 110(6): e70.

Gliebe PA & Auerback A, Sighing and other forms of hyperventilation simulating organic disease, J Nerv Ment Dis 1944, 99: 600-615.

Howell JBL. Behavioral breathlessness. Thorax 1990;45: 287-92.

Katagiri H, Katagiri M, Kieser TM, Easton PA, Diaphragm function during sighs in awake dogs after laparotomy, Am J Respir Crit Care Med, 1998 Apr; 157(4 Pt 1): 1085-92.

Ker WJ. Some physical phenomena associated with the anxiety states and their relation to hyperventilation. Ann Intern Med 1937;2:962.

Leiner GC & Abramowitz S, The symptom of sighing: physiologic and pathologic observations,
Diseases of Chest, 1958 Jul; 34(1): 60-72.

Lum, LC, Hyperventilation: The Tip of the Iceberg, Journal of Psychosomatic Research, 1975, 19: 375-83.

Lum LC, Hyperventilation and anxiety state, J. R. Soc. Med. 1981, 74.

Magarian GJ, Middaugh DA, and Linz DH, Hyperventilation syndrome: a diagnosis begging for recognition, West J Med. 1983 May; 138(5): p. 733–736.

Okel BB & Hurst JW, Prolonged hyperventilation in man, Arch Intern Med 1961, 108: 757-762.

Perez-Padilla R, West P, Kryger MH, Sighs during sleep in adult humans, Sleep. 1983; 6(3): 234-43.

Rice RL. Symptom patterns of the hyperventilation syndrome, Am J Med 1950; 8: 691.

Robbins ML, Mehl MR, Holleran SE, Kasle S, Naturalistically observed sighing and depression in rheumatoid arthritis patients: a preliminary study, Health Psychol. 2011 Jan; 30(1): 129-33.

Saltzman HA, Heyman A, Sieker HO, Correlation of clinical and physiologic manifestations of sustained hyperventilation, N Engl J Med 1963, 268: 1431-1436.

Schwartz GE, Goetz RR, Klein DF, Endicott J, Gorman JM, Tidal volume of respiration and “sighing” as indicators of breathing irregularities in panic disorder patients, Anxiety 1996; 2(3): 145-8.

Teigen KH, Is a sigh “just a sigh”? Sighs as emotional signals and responses to a difficult task, Scand J Psychol. 2008 Feb;49(1):49-57.

Vlemincx E, Van Diest I, De Peuter S, Bresseleers J, Bogaerts K, Fannes S, Li W, Van Den Bergh O, Why do you sigh? Sigh rate during induced stress and relief, Psychophysiology, 2009 Sep; 46(5): 1005-13.

Vlemincx E, Taelman J, De Peuter S, Van Diest I, Van den Bergh O, Sigh rate and respiratory variability during mental load and sustained attention, Psychophysiology, 2011 Jan; 48(1): 117-20.

White PD, Hahn RG, The symptom of sighing in cardiovascular diagnosis with spirographic observations, Am J Med Science, 1929, 177: 179-188.

Wilhelm FH, Trabert W, Roth WT, Characteristics of sighing in panic disorder, Biol Psychiatry 2001a, 49(7): 606-14.

Wilhelm FH, Gerlach AL, Roth WT. Slow recovery from voluntary hyperventilation in panic disorder Psychosom Med 2001b, 63(4): 638-49.

privacy policy