Control de la Respiración

Bandera alemana con enlace a página sobre Control de la RespiraciónBandera inglesa con enlace a página sobre control de la respiración

Control de la respiración (regulación de la respiración): ¿O2 o CO2?

El control de la respiración se lleva aProfesionales de la salud. cabo químicamente, usando principalmente los quimiorreceptores CO2 y O2. El regulador químico más importante de respiración es CO2 u O2, ya que la regulación química de respiración es diferente en las personas sanas que en las enfermas.

El control de respiración en personas sanas

Cualquier libro de texto médico o fisiológico, que discuta el control de respiración en el cuerpo humano, afirma que la respiración, en personas sanas, es controlada mayormente por las concentraciones de CO2 en la sangre cerebral y arterial.

Capnostato Respiracion NormalLa investigación moderna se enfoca en cosas específicas y detalles de este control químico de respiración (Binet & Dejours P, 1962; Chernick et al, 1975; Dejours, 1963; Gautier, 2003; Forster & Pan LG, 1994; Heymans C, 1951; Honda Y, 1985; Kiwull-Schöne et al, 1994; Lahiri et al, 1978; Lahiri et al, 2003; Murai et al, 1987; Nattie, 1999; Nye et al, 1983; O’Regan & Majcherczyk, 1982; Richerson et al, 2005; Wennergren & Wennergren, 1983).

Obviamente, si el dióxido de carbono fuese venenoso, sería normal tener de él lo menos posible, pero la situación es lo contrario, ya que personas sanas tienen un nivel más alto de concentraciones de CO2 y el “veneno” controla la respiración o nuestra respiración externa, que es la función fundamental del cuerpo humano.

dioxido-carbono

El centro de respiración, que se encuentra en la parte posterior del cerebro (médula oblonga), regula nuestros movimientos respiratorios. El centro de respiración (que también se llama el centro maestro del cuerpo) utiliza quimiorreceptores especiales para medir las concentraciones de CO2 en la sangre cerebral y arterial. Los quimiorreceptores cerebrales detectan los cambios en el pH del fluido cerebro-espinal y son responsables por los cambios en la respiración a corto y largo plazo. Ya que el CO2 se disuelve en la sangre y puede penetrar por medio de las barreras de sangre y cerebro, la razón principal para las variaciones del pH en el cerebro son a causa de los cambios en las concentraciones de CO2. Los quimiorreceptores periféricos monitorean cambios inmediatos en CO2, O2, y en las concentraciones de pH de la sangre y controlan nuestra respiración a corto plazo. Hay un acuerdo en que los periféricos quimiorreceptores incluyen la carótida y cuerpos aórticos. Los cuerpos carótidas, que pueden detectar hipocapnia (bajo CO2), hipercapnia (alto CO2), y la hipoxia (bajo O2) desempeñan el papel principal en humanos en comparación a los cuerpos aórticos, pero los cambios inmediatos en CO2 producen los efectos principales en los cambios del patrón de respiración involuntaria.

mujeres corriendo y ejercicioLa respiración de personas sanas durante las actividades diarias típicas (descanso, el trabajo, ejercicios ligeros y moderados, dormir, etc.) se rige principalmente por una concentración química de CO2 (control de respiración CO2) predeterminada.

Por ejemplo, cuando una persona sana toma varias respiraciones profundas y rápidas, el CO2 en los pulmones y en la sangre cae. El centro de respiración detecta esta caída y para o reduce la estimulación y trabajo en los músculos respiratorios. La persona naturalmente aguanta su respiración hasta que el nivel de CO2 llega a su valor predeterminado. Por el contrario, el aguantar la respiración acumula más dióxido de carbono. El centro de respiración detecta este incremento e intensifica el respirar. Esta hiperventilación continuará hasta que el CO2 extra sea removido y el valor predeterminado sea alcanzado otra vez.

Respiramos en mayor medida cuando hacemos ejercicio físico; esto es cuando nuestros cuerpos producen más dióxido de carbono. Sin embargo, la velocidad de producción de CO2 coincide con la velocidad de eliminación de CO2 de tal forma que los valores de CO2 y O2 en la sangre arterial cambia sólo ligeramente durante el ejercicio.

¿Sabe usted la cantidad de veces que el CO2 es más influyente que el O2 en el control de la respiración en sujetos sanos? Esta respuesta (un número), está debajo de aquí como su contenido extra.

Control de la respiración en el enfermo: crecimiento del rol del O2

Doctor examinando

El control de la respiración en personas enfermas se realiza no sólo por el CO2, sino por las concentraciones de O2 en la sangre. Esto impulsa a que el oxígeno se haga más fuerte con el avance de muchas enfermedades.

El control de la respiración en personas enfermas se logra por las concentraciones de CO2 en la sangre y el cerebro, y por el movimiento de O2, que se fortalece con la progresión de enfermedades crónicas y la célula creciente de hipoxia debido al aumento de respiración (ventilación elevada por minuto).

En personas que están severamente enfermas, el O2 se puede convertir en el factor principal en la regulación de la respiración.

El cambio en la composición del aire durante la evolución humana y la evolución de animales en la tierra fue el factor clave que llevó a enfermedades crónicas. Esto es porque la hiperventilación fue beneficiosa a las criaturas que vivían en el aire primitivo con un bajo contenido de O2 y un alto contenido de CO2 unos 1-2 millones de años atrás, pero la hiperventilación destruye hoy la salud.

Este video de YouTube “Evolution of Air” cuenta con el Dr. Artour Rakhimov. Él explica como la causa fundamental del broncoespasmo, el espasmo de los vasos sanguíneos, reduce los efectos de Bohr y otros efectos causados por el cambio en el aire y las bajas emisiones de CO2 en el aire moderno.

Referencias

Binet L, Dejours P, The role of arterial chemoreceptors in the control of pulmonary respiration in man [in French], Arch Int Pharmacodyn Ther 1962 Oct 1; 139: p. 328-335.

Chernick V, Faridy EE, Pagtakhan RD, Role of peripheral and central chemoreceptors in the initiation of fetal respiration, J Appl Physiol. 1975 Mar; 38(3): p. 407-410.

Dejours P, Control of respiration by arterial chemoreceptors, Ann N Y Acad Sci. 1963 Jun 24; 109: p. 682-695.

Gautier H, Honoring Pierre Dejours: his contribution to the study of the role of the arterial chemoreceptors in the regulation of breathing in humans, Adv Exp Med Biol 2003; 536: p. 1-7.

Forster HV, Pan LG, The role of the carotid chemoreceptors in the control of breathing during exercise, Med Sci Sports Exerc 1994 Mar; 26(3): p. 328-336.

Heymans C, Chemoreceptors and regulation of respiration, Acta Physiol Scand 1951 Feb 21; 22(1): p. 1-13.

Honda Y, Role of carotid chemoreceptors in control of breathing at rest and in exercise: studies on human subjects with bilateral carotid body resection, Jpn J Physiol. 1985; 35(4): p. 535-544. Review.

Kiwull-Schu00f6ne H, Bungart S, Kiwull P, Metabolic acid-base status and the role of carotid chemoreceptors in hyperoxic breathing, Adv Exp Med Biol 1994; 360: p. 261-263.

Lahiri S, Mokashi A, Delaney RG, Fishman AP, Arterial PO2 and PCO2 stimulus threshold for carotid chemoreceptors and breathing, Respir Physiol 1978 Sep; 34(3): p. 359-375.

Lahiri S, Forster RE, CO2/H(+) sensing: peripheral and central chemoreception, Int J Biochem Cell Biol. 2003 Oct; 35(10): p. 1413-1435.

Murai DT, Wallen LD, Lee CC, Clyman RI, Mauray F, Kitterman JA, Effects of prostaglandins on fetal breathing do not involve peripheral chemoreceptors, J Appl Physiol 1987 Jan; 62(1): p. 271-277.

Nattie E, CO2, brainstem chemoreceptors and breathing, Prog Neurobiol 1999 Nov; 59(4): p. 299-331.

Nye PC, Hanson MA, Torrance RW, The effect on breathing of abruptly reducing the discharge of central chemoreceptors, Respir Physiol 1983 Jan; 51(1): p. 109-118.

O’Regan RG, Majcherczyk S, Role of peripheral chemoreceptors and central chemosensitivity in the regulation of respiration and circulation, J Exper Biology 1982 Oct; 100: p. 23-40.

Richerson GB, Wang W, Hodges MR, Dohle CI, Diez-Sampedro A, Homing in on the specific phenotypes of central respiratory chemoreceptors, Exp Physiol 2005 May; 90(3): p. 259-266.

Wennergren G, Wennergren M, Neonatal breathing control mediated via the central chemoreceptors, Acta Physiol Scand 1983; 119(2): p. 139-146.

Para leer la página web original en NormalBreathing.com (en Inglés), haz clic aquí.

Puede dejar sus comentarios y observaciones abajo. Gracias.