Respiración Pesada / Respiración al Morir

en Inglés

Respiración Pesada Cuando los Pacientes Mueren por Enfermedad

“…la muerte consiste en espirar el aire. Es así, entonces, necesario refrenar la respiración.”
Hatha Yoga Pradipika, (Siglo XV)

Hiperventilación, tos, cerebro, oxígenoEn la práctica clínica es normal encontrar que, al acercarse la muerte, la respiración se torna más rápida y profunda, mientras que los niveles de oxígeno en el cerebro y otros tejidos caen más y más. En otras páginas web independientes a este sitio, existen también referencias médicas confirmando la alta tasa de respiración (respiración dificultosa) en pacientes con cáncer terminal, en las etapas tardías de VIH-SIDA, fibrosis quística y otras condiciones. (Dicho sea de paso, en la década de 1950, observaciones de los patrones de respiración en pacientes terminales internados llevó al descubrimiento del Método Buteyko de Respiración: reducir la respiración hasta alcanzar la norma médica.)
Hombre mayor tomando medicamentoMuchos estudios han analizado los efectos que la respiración pesada tiene sobre el estado de salud en distintos grupos de pacientes.

Por ejemplo, al analizar 29 pacientes con daño hepático severo (en la mayor parte de los casos debido a metástasis o cirrosis) se encontró que todos tenían bajos niveles de dióxido de carbono arterial, mientras que en 25 de ellos “también fue clínicamente evidente que el intercambio respiratorio incrementó Ventilación artificialmarcadamente” (p.762, Wanamee et al., 1956). Así, la hiperventilación o respiración pesada fue detectada visualmente por los autores de la publicación “Respiratory alkalosis in hepatic coma” (“Alcalosis respiratoria en el coma hepático”). También encontraron que la respiración pesada y dificultosa llevó a anormalidades severas en los niveles de electrolitos. Estas anormalidades incluyeron una baja en iones de sodio e incremento en iones de cloro en sangre. Otros efectos frecuentemente encontrados fueron concentraciones anormalmente altas de ácido láctico y pirúvico.

hombre ejercicitándose con presión en el corazónLos gases sanguíneos y los patrones de respiración proporcionan información precisa para pronósticos de sobrevida durante un accidente cerebrovascular agudo. Cuando estos parámetros son normales, el paciente sobrevive. De 11 pacientes con hiperventilación y menos de 35 mm Hg de aCO2 (dióxido de carbono arterial), solamente uno sobrevivió (Rout et al., 1971).

Esta misma conclusión (con respecto al CO2 y el pronóstico de sobrevida) fue observada en pacientes con lesiones en la cabeza (Huang et al., 1963; Vapalanti & Trouph, 1971).

Muerte y Respiración Pesada

Resumiendo los resultados de estos trabajos y su conexión con la disfunción cerebral, el Dr. Plum escribió:

“La combinación de la hiperpnea [respiración incrementada] con el pH elevado y una tensión de oxígeno subnormal o moderadamente baja, ocurre durante numerosas enfermedades serias que evitan completamente al cerebro. Estas incluyen el bloqueo alveolo-capilar de la carcinomatosis pulmonar difusa; falla cardíaca; cirrosis avanzada con o sin coma hepático; infarto agudo pulmonar; y muchas otras, incluyendo la congestión pulmonar críptica que acompaña las enfermedades más serias en personas mayores y/o en estado de obnubilación” (Plum, 1972).

Cielo nublado, nubeResulta interesante que todos los efectos arriba mencionados (concentración baja de dióxido de carbono, pH elevado e hipoxia o baja presión de O2 en la células) que cita el Dr. Plum son causadas por respirar pesadamente.

Como resultado, uno puede concluir que la respiración dificultosa es parte normal de estas enfermedades severas.

Los pacientes que sufren de diversas complicaciones serias de salud (enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer, SIDA, etc.) conllevan muchas veces riesgo de vida no directamente por su problema principal de salud, sino debido a complicaciones e infecciones, como puede ser el caso del shock séptico. Al analizar un grupo de pacientes inicialmente diagnosticados con cardiopatías ateroescleróticas, insuficiencia cerebrovascular, diabetes, artritis, numerosas formas de cáncer, esteatosis hepática (hígado graso) y alcoholismo, un estudio encontró que las complicaciones debidas a microorganismos patogénicos en la sangre, ocasionaron  46 muertes en 50 pacientes (Winslow et al., 1973). La neumonía y las infecciones del tracto urinario fueron el foco de los patógenos. Ahora nos podemos preguntar lo siguiente: ¿qué se observo con respecto a su respiración cuando no sólo una parte del organismo, sino también la sangre, se encontraba contaminada con patógenos? En los 50 pacientes, según la tabla que acompaña el artículo, había disturbios en los gases sanguíneos que se correspondían con la respiración forzosa.
Ataque celular de un virusEl Dr. Simmons y colegas, escribieron un artículo titulado “Hyperventilation and respiratory alkalosis as signs of Gram-negative bacteremia” (“Hiperventilación y alcalosis respiratoria como signos de bactermia Gram-negativa”), donde “bacteremia” significa presencia de bacterias en la sangre. A continuación sigue un extracto del resumen publicado:

“Se observó hiperventilación en pacientes con bacteremia Gram-negativa. Once pacientes con infecciones Gram-negativas, o con bacteremia probable o comprobada, fueron estudiados para descubrir si la hiperventilación es una respuesta común ante la bacteremia. En todos los casos hubo evidencias de laboratorio de hiperventilación, y en 8 casos la hiperventilación fue visible a los observadores. Ya que se estudiaron pacientes sin otras causas que incrementaran la respiración, la misma parece ser una respuesta primaria ante la bacteremia…” (Simmons et al., 1960).

Un relámpago y una casaOtro grupo de profesionales médicos en los EE.UU. encontró que el grado de respiración pesada se correlacionaba fuertemente con la tasa de mortalidad (Mazarra et al., 1974). La respiración más pesada indicó menores chances de sobrevida. Aquí podemos leer lo que escribieron en su resumen científico:

Mediante una revisión retrospectiva de registros hospitalarios pertenecientes a 144 pacientes elegidos al azar, definimos cuatro grupos a base de la tensión arterial de dióxido de carbono (PaCO2) y modo de ventilación. Grupo I: con una PaCO2 de 15 mm Hg o menos, consistió de 25 pacientes con una mortalidad del 88%. Grupo II: con una PaCO2 de 20 a 25 mm Hg, consistió de 35 pacientes con una mortalidad del 77%. Grupo III: con una PaCO2 de 25 a 30 mm Hg, consistió de 33 pacientes con una mortalidad del 73%. Grupo IV: con una PaCO2 de 35 a 45 mm Hg, consistió de 21 pacientes con una mortalidad del 29% (p<0.001). El shock séptico fue más común en pacientes del Grupo I (Mazarra et al., 1974).

Oxígeno de carbono

Este artículo indicó que las enfermedades más comunes que ocurrían en los 4 grupos de personas fueron: enfermedad cerebrovascular, coma hepático, bronco-neumonía y cardiopatías ateroescleróticas.

El análisis de la literatura médica occidental sugiere que muchos pacientes críticamente enfermos mueren en condiciones de respiración pesada o profunda. Hasta un 90% de las muertes en los pacientes severamente enfermos ocurren cuando la respiración se torna progresivamente más pesada y profunda, mientras que el CP gradualmente se acerca a cero.

Una revisión de estos estudios médicos profesionales indica que los pacientes críticamente enfermos tienen usualmente niveles muy bajos de dióxido de carbono, debido a hiperventilación severa. La respiración dificultosa, o incluso jadeante, en estado de reposo (disnea) de estos pacientes se corresponde comúnmente con una ventilación minuto de 20-25 L/min o más, mientras que el contenido de oxígeno corporal es menor a  10 s. Su patrón típico de respiración se ejemplifica más abajo.

Patrón de respiración pesada en enfermo
Patrón de respiración pesada en pacientes de estado crítico: respiración rápida y laboriosa con muy baja oxigenación celular (menor a 10 s en el test de oxígeno corporal).

Este video de YouTube “Hipocapnia, Alcalosis Respiratoria: Causas Clave de Muerte En los Enfermos” contiene la misma información acerca de la hipocapnia y la alcalosis respiratoria como causas comunes de mortalidad en los pacientes severa y críticamente enfermos.

Recursos
– Video de YouTube “Efecto de la Respiración Pesada En el Sueño (Técnica Buteyko)”

Hay una página en este sitio que cita a más de 10 estudios clínicos que descubren que las personas con enfermedades crónicas tienen más probabilidades de muerte (mortalidad más alta), así como las más altas posibilidades de ataques agudos (exacerbaciones debidas a ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, convulsiones, etc.) durante la misma parte del día. El enlace a esta página es proporcionada como su contenido extra justo debajo de aquí.

[viral-lock message=”Dale a Me Gusta or twittea para revelar el contenido.” tweet=”Conozca acerca de Respiración Pesada / Respiración al Morir” my_id=”8076″]

– Efecto de Respiración Pesada En la Mañana – La gente con enfermedad de asma severa, EPOC, enfermedad cardíaca, espasmos de arteria coronaria, infarto, ataques de epilepsia, y muchas otras condiciones tienen las mayores tasas de mortalidad durante las horas de la madrugada.

[/viral-lock]

Para leer el artículo original en Inglés, por favor, haz clic aquí.

Referencias (Respiración Pesada en Pacientes Críticos o Terminales)

Huang CT, Cook AW, Lyons HA, Severe cranio cerebral trauma and respiratory abnormalities, Arch Neurol 1963, 9: p. 545-554.

Mazarra JT, Ayres SM, Grace WJ, Extreme hypocapnia in the critically ill patient, Amer J Med Apr 1974, 56: p. 450-456.

Plum F, Hyperpnea, hyperventilation and brain dysfunction, Annals of Intern Med 1972, 76: p. 328.

Rout MW, Lane DJ, Wolliner L, Prognosis in acute cerebrovascular accidents in relation to respiratory pattern and blood gas tension, Br Med J 1971, 3: p. 7-9.

Simmons DH, Nicoloff J, Guze LB, Hyperventilation and respiratory alkalosis as signs of gram-negative bacteremia, J Amer Med Assoc 1960, 174: p. 2196-2199.

Vapalanti M & Troup H, Prognosis for patients with severe brain injuries, Br Med J 1971, 3: p. 404-407.

Wanamee P, Poppel JW, Glicksman AS, Randall HT, Roberts KE, Respiratory alkalosis in hepatic coma, Arch Intern Med 1956, 97: p. 762-767.